Informe de cumplimiento RoHS

Una búsqueda por el equilibrio entre el hombre y la naturaleza. Desde el año 2003, el parlamento Europeo publicó la directiva 2002/96 CE sobre componentes eléctricos, electrónicos y la gestión de residuos.

La norma RoHS tiene como objetivos principales reducir la cantidad de residuos industriales y la peligrosidad de los componentes, es decir, reducir la utilización de determinadas sustancias nocivas, fomentar la reutilizacion de equipos y la valorizacion de los residuos y determinar una gestion adecuada, tratando de mejorar la eficiencia de la proteccion ambiental. 

Esta directiva divide en 10 categorias los tipos de aparatos eléctricos o electrónicos contenidos en la medida. Todos los fabricantes de productos electrónicos que estan en estas categorías tuvieron que adaptar el proyecto de sus productos para restringir la utilización de Plomo, Mercurio, Cadmio, Cromo Hexavalente, Polibromobifenilos o Polibromobifeniléteres.

Además de la edecuación de utilización de las materias primas, los fabricantes tuvieron que modificar el diseño de los equipos para facilitar su desmontaje, reparación y en particular, su reutilización y reciclaje, permitiendo la correcta gestión ambiental de la recolección y tratamientos de posibles residuos e informando a los usuarios sobre el procedimiento adecuado de descarte para un menor impacto ambiental de su producto.